Un padre jesuita explica a sus alumnos lo que significa la eternidad:

"Imaginad que la tierra es de bronce... y que una golondrina, cada mil años, la roza con un ala. Cuando toda la tierra se haya desgastado de este modo, sólo entonces empezará la eternidad".


LA HORA de Juana de Ibarbourou

Tómame ahora que aún es temprano
y que llevo dalias nuevas en la mano.

Tómame ahora que aún es sombría
esta taciturna cabellera mía.

Ahora que tengo la carne olorosa
y los ojos limpios y la piel de rosa.

Ahora que calza mi planta ligera
la sandalia viva de la primavera.

Ahora que en mis labios repica la risa
como una campana sacudida aprisa.

Después..., ¡ah, yo sé
que ya nada de eso más tarde tendré!

Que entonces inútil será tu deseo,
como ofrenda puesta sobre un mausoleo.

¡Tómame ahora que aún es temprano
y que tengo rica de nardos la mano!

Hoy, y no más tarde. Antes que anochezca
y se vuelva mustia la corola fresca.

Hoy, y no mañana. ¡Oh amante! ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?


Poema La hora, de Juana de Ibarbourou, musicalizado por Daniel Viglietti e interpretado por Isabel Parra.

LA FAMILIA, 1953

LA FAMILIA, 1953
Daniel y Rosita con Tommy y Verónica, a orillas de arroyo Coquimbo
"La eternidad no es un lugar ni un tiempo, es saber que nuestra verdadera naturaleza vive simultáneamente en algún lugar del espacio y el tiempo".
Richard Bach.